Por día, 60 personas acuden a una mediación para resolver una disputa

El 75% de los casos obedecen a asuntos familiares. El 60% llega a un acuerdo consensuado entre las partes. Abrieron centros para conflictos en cárceles y entre vecinos.

Solo en la capital salteña se atienden unos 60 casos de mediación, según datos de la Secretaría de Justicia y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos de la Provincia.

Cada vez más personas deben recurrir a esta instancia para evitar llegar una disputa al ámbito judicial. El año pasado, se cerraron 13.468 mediaciones. En 2009, cuando se empezó con este sistema fueron 1.463.

El 60% de los casos atendidos el año pasado cerraron con un acuerdo, informaron. La titular del organismo, Carina Iradi, remarcó que la mediación es un paso previo a una instancia judicial, por lo que muchos salteños deben acceder a este servicio para resolver conflictos que afectan su vida cotidiana. Este paso previo es obligatorio en Salta y evita en muchos casos la judicialización de los conflictos, descomprimiendo el servicio de Justicia.

En la mediación, las dos partes en conflicto son asistidas por un profesional que facilita la comunicación para que las personas lleguen a un acuerdo de manera pacífica. Es decir, no hay un tercero que tome la decisión por ellos, son los propios involucrados los que deciden cómo resolver o no el problema, en una mesa de diálogo.

Acuerdo entre partes
“La mediación viene a solucionar e intervenir en la gestión de los problemas, con el objetivo de que las partes enfrentadas elaboren soluciones que les sean óptimas y evitarla confrontación y el litigio”, indicó Iradi, quien destacó que el organismo también desarrolla programas de prevención del conflicto.

Familia
Del total de las causas solicitadas en mediación, un 75% corresponde solo a asuntos de familia. En el ranking se encuentran los reclamos por alimentos en primer lugar, en segundo el cuidado personal, el tercero el derecho de comunicación y el cuarto, la división de bienes.

Otro 13% hace referencia a asuntos vecinales, seguidos de otro 4% por el cobro de deudas, 3% por accidentes de tránsito, 2% correspondiente a daños y perjuicios, 2% por problemas con animales y el 1% por ruidos molestos.

Del total de las causas solicitadas en mediación, un 75% corresponde solo a asuntos de familia. En el ranking se encuentran los reclamos por alimentos en primer lugar, en segundo el cuidado personal, el tercero el derecho de comunicación y el cuarto, la división de bienes.

Otro 13% hace referencia a asuntos vecinales, seguidos de otro 4% por el cobro de deudas, 3% por accidentes de tránsito, 2% correspondiente a daños y perjuicios, 2% por problemas con animales y el 1% por ruidos molestos.

Los centros
Los centros de medicación comunitaria que funcionan en capital son 18, distribuidos en diferentes zonas de la ciudad, y en el interior hay 50. Es alta la demanda en la ciudad según los registros oficiales y en otras localidades también crece esta forma de llegar a un acuerdo entre las partes.

Hay centros comunitarios en Aguaray, Aguas Blancas, Animaná, Apolinario Saravia, Cachi, Cafayate, Campo Quijano, Campo Santo, Cerrillos, Chicoana, Colonia Santa Rosa, Coronel Moldes, El Bordo, El Carril, El Galpón, El Jardín, El Quebrachal, El Tala, Embarcación, General Gemes, General Mosconi, Guachipas, Hipólito Yrigoyen, Iruya, Isla de Cañas, Joaquín V. González. También existen unidades en La Caldera, La Candelaria, La Merced, La Viña, Las Lajitas, Los Toldos, Molinos, Nazareno, Río Piedras, Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur, Rosario de la Frontera, Rosario de Lerma, Salvador Mazza, San Antonio de los Cobres, San Carlos, San José de Metán, San Ramón de la Nueva Orán, Santa Victoria Este, Santa Victoria Oeste, Seclantás, Tartagal, Vaqueros y Villa San Lorenzo.

Los centros de medicación comunitaria que funcionan en capital son 18, distribuidos en diferentes zonas de la ciudad, y en el interior hay 50. Es alta la demanda en la ciudad según los registros oficiales y en otras localidades también crece esta forma de llegar a un acuerdo entre las partes.

Hay centros comunitarios en Aguaray, Aguas Blancas, Animaná, Apolinario Saravia, Cachi, Cafayate, Campo Quijano, Campo Santo, Cerrillos, Chicoana, Colonia Santa Rosa, Coronel Moldes, El Bordo, El Carril, El Galpón, El Jardín, El Quebrachal, El Tala, Embarcación, General Gemes, General Mosconi, Guachipas, Hipólito Yrigoyen, Iruya, Isla de Cañas, Joaquín V. González. También existen unidades en La Caldera, La Candelaria, La Merced, La Viña, Las Lajitas, Los Toldos, Molinos, Nazareno, Río Piedras, Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur, Rosario de la Frontera, Rosario de Lerma, Salvador Mazza, San Antonio de los Cobres, San Carlos, San José de Metán, San Ramón de la Nueva Orán, Santa Victoria Este, Santa Victoria Oeste, Seclantás, Tartagal, Vaqueros y Villa San Lorenzo.

Fuente: ElTribuno.com