Ratifican que la mediación obligatoria comienza en noviembre

Es para causas civiles, que deberán pasar por una instancia de negociación previa a la acción judicial. El decreto reglamentario está a la firma del gobernador Schiaretti. En la primera etapa, el trámite estará disponible en Capital y Río Cuarto.

El Ministerio de Justicia ratificó que la mediación prejudicial obligatoria comenzará a regir desde el próximo mes de noviembre en las ciudades de Córdoba y Río Cuarto, proceso que tiene como fin disminuir la litigiosidad en el fuero civil, al que ingresan unas 12.500 causas por año que podrían resolverse en una instancia de diálogo y negociación previa.

Así lo confirmó Ignacio Villada, el experto del Ministerio de Justicia encargado de poner en marcha el instituto de la mediación prejudicial, creado a través de la ley 10543, sancionada este año en la Legislatura provincial.

La duda surgió porque dos vocales del Colegio de Abogados, Mariano Jandula y Felipe González, solicitaron que se prorrogue la implementación de la mediación, argumentando que la ley no había sido reglamentada y que no había la infraestructura necesaria.

Villada lo negó: “Hay casi 400 mediadores formados, con matrícula provisoria, y salas de mediación públicas y privadas. No se va a dilatar porque queremos ver cómo funciona el mecanismo durante un año, con la intención de generalizarlo en toda la provincia”, dijo el funcionario.

Según las estimaciones oficiales, de las 76 mil causas civiles que se generan por año, unas 12.100 deberían pasar por el sistema de mediación obligatoria. El objetivo es llevar al 50 por ciento la incidencia de la negociación, para desagotar la cantidad de expedientes en el fuero Civil y Comercial.

El decreto reglamentario incluirá los formularios modelo y los tipos de actas necesarios para iniciar y cerrar el proceso. También contemplará el sistema de envío digital al sistema informático del Poder Judicial, a través del cual se sorteará el mediador.

“Entendemos la incertidumbre que pueden tener algunos abogados ante este cambio de paradigma, pero es indispensable cambiar por un sistema más ágil y moderno, ponerlo en marcha y ver cómo funciona. Desde la semana que viene habrá material tutorial en las páginas oficiales y también en puestos de promoción que se instalarán en Tribunales”, dijo Villada.

La ley especifica qué casos no ingresarán a la mediación prejudicial obligatorio, como por ejemplo: procesos penales, divorcios, adopciones, declaraciones de incapacidad, amparos, hábeas corpus y demandas al Estado, entre otros supuestos. También están excluidas de la mediación prejudicial las causas vinculadas a la defensa del consumidor cuya instancia administrativa esté agotada sin resultado: se considera que volver a mediar vuelve al trámite redundante, por lo que la demanda civil será iniciada.

Además, existirá la posibilidad de mediación optativa y voluntaria en juicios ejecutivos particulares, desalojos, usucapiones y conflictos societarios.

“El justiciable y el ciudadano son artífices de solucionar el conflicto antes de que se radicalicen las posturas. En la instancia de mediación hay una autocompesanción del conflicto y las partes encuentran un camino con los mediadores guiándolos. Si se llega a un acuerdo, baja notablemente el costo de litigar”, remarcó Villada cuando presentó la ley.

De acuerdo con la expectativa del Ministerio de Justicia, en el año 2019 habrá 500 mediadores habilitados para accionar. Actualmente son unos 380 profesionales. Para ser mediador no es necesario ser abogado, pero sí se requiere realizar una formación para obtener la matrícula. Los cursos se dan en centros de mediación privados, universidades y en el Ministerio de Justicia.

Fuente: LaVoz.com.ar